Cloaking - ¿Qué es el cloaking?

El cloaking es una técnica de SEO del tipo black hat que trata de mostrar diferentes contenidos en una web según el tipo de dispositivo que la visita, con el objetivo de engañar a los robots de los buscadores para mejorar el posicionamiento en buscadores de un sitio web.

Esta es una de las primeras técnicas de black SEO que se utilizaron, las cuales se aprovechaban de los fallos en los principales motores de búsqueda para conseguir una buena posición en los resultados de búsqueda de una manera más rápida que mediante técnicas convencionales de posicionamiento.

En los últimos años, esta técnica se utiliza cada vez menos ya que los resultados pueden ser negativos para el posicionamiento de un sitio web.

En qué consiste el cloaking

El cloaking consiste en mostrar en una página web contenidos diferentes a los usuarios que a los robots de los motores de búsqueda.

Teniendo en cuenta que estos últimos son los que determinan el posicionamiento SEO de un sitio web, el cloaking tratará de mostrar contenido muy optimizado para el posicionamiento SEO a los robots mientras que mostrará un contenido mucho más amigable para los usuarios que visiten la web.

De esta manera, se puede mostrar al robot de los buscadores cuando acceda a un sitio web contenido completamente enfocado al posicionamiento SEO, con gran cantidad de keywords integradas que podrá interpretar con naturalidad en el sitio web.

Ejemplo de cloaking

Un ejemplo de una técnica de cloaking es colocar en el index de un sitio web enlaces de páginas internas de ese mismo sitio que se quieran posicionar. Sin embargo, no se hace de manera ordenada y natural para el contenido, sino que se insertan sin tener en cuenta el contenido y el contexto.

Estos enlaces serán visibles para los usuarios que entren, pero estarán ocultos para los robots de los buscadores que visitan el sitio web, por lo que en teoría no existirán para ellos.

Cómo afecta el cloaking al SEO

Hace unos años, el cloaking era una práctica de SEO extendida, ya que conseguía dar buenos resultados rápidamente en el posicionamiento SEO de las páginas web. Podía colocar en poco tiempo webs en las primeras posiciones orgánicas de los buscadores, en keywords de alta densidad de tráfico o de alta competencia, y con contenidos poco elaborados.

En la actualidad, los principales motores de búsqueda como Google premian la creación de contenido de manera natural, original y de interés para el usuario. A la misma vez, castigan las técnicas de posicionamiento SEO del tipo black hat como el cloaking, ya que las consideran poco éticas por tratar de engañar a sus robots.

Las consecuencias actuales de utilizar técnicas de cloaking en nuestro sitio web pueden ir desde una penalización que haga descender a la página en los resultados de búsqueda, hasta la desaparición de la página en el buscador, por lo que no es recomendable utilizar ni el cloaking ni ninguna otra técnica de SEO black hat en los sitios web.

Recursos relacionados